El Seat 600 fue algo más que un coche, para muchos fue sinónimo de libertad y modernidad

By on 27 junio, 2011

“Lo llamaban el ombligo, todo el mundo tenia uno. Un coche, que era algo más, pertenece ya a la historia de España y, para muchos, supuso algo así como la libertad, la modernidad, la clase y el prestigio”

La Sociedad Española de Automóviles de Turismo, S.A. (Seat) es una empresa dedicada a la fabricación de automóviles fundada en 1950. Promovida desde un año antes por el Instituto Nacional de Industria (INI), después de que el Gobierno español hubiera llegado con anterioridad a un acuerdo de colaboración con la firma italiana Fiat (26-X-1948), contó también con la inversión inicial de seis bancos españoles (Banco de Bilbao, Banco Central, Banco Español de Crédito (BEC), Banco Urquijo, Banco Hispano Americano y Banco de Vizcaya). La fundación oficial data del 9-V-1950, aunque su primera fábrica tardó tres años en inaugurarse (5-VI-1953). Los dirigentes del INI escogieron para su emplazamiento la Zona Franca de Barcelona por la buena comunicación que ofrecía su puerto y por la tradición automovilística de la Ciudad Condal. Hasta el inicio de la Guerra Civil (1936-1939), Barcelona había liderado la fabricación de automóviles en España, con marcas locales como Hispano Suiza o Elizalde, o extranjeras, como la General Motors Peninsular o Ford Motor Ibérica. La elección de Barcelona supuso una ayuda notable al desarrollo industrial de la ciudad y al de su área metropolitana debido a la demanda de material que generaba la planta y a los numerosos puestos de trabajo que creó.

El 27 de junio de 1957 salió el que sería el modelo más popular, el Seat 600. Este modelo coincidió con la etapa de motorización masiva de España y sus ventas se dispararon rápidamente. Muchos españoles empezaron a cambiar su motocicleta por el popular 600, que, de ese modo, se convirtió en el primer turismo de la clase media. En 1958 la lista de espera para aquellos que deseaban adquirir uno alcanzaba las 100.000 unidades y el tiempo de entrega del vehículo era casi de cuatro años. A pesar de la lentitud en la fabricación, fueron muchos los españoles que esperaron su turno para hacerse con un 600. En varias ciudades, incluso, se llegaron a fundar asociaciones de amigos del 600, que organizaban concentraciones y carreras.

El popular utilitario dejó finalmente de fabricarse en 1973, cuando ya se habían producido 800.000 unidades. La marca siguió lanzando nuevos modelos, como el Seat 850 (en 1966), y empezó a exportar sus primeros vehículos a Colombia (en 1965).

El 600 tuvo una poderosa influencia en el desarrollo de la economía española, así como en el avance de la implantación y la democratización del uso del automóvil en España. Si quieres conocer más sobre la evolución de la industria del automóvil en España te recomendamos el artículo “La Industria del Automóvil”, de Manuel Lage Marco, que podrás encontrar en la Gran Enciclopedia de España.

Si quieres conocer más sobre la historia del automóvil, te invitamos a leer el artículo correspondiente de la Gran Enciclopedia Iberoamericana, donde podrás sumergirte en su historia, en su estructura técnica, en la invención del motor y su posterior evolución, etc.

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.