Un 19 de diciembre 2002 la partitura de Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como “Coral” es declarada Patrimonio de la Humanidad

By on 19 diciembre, 2017

La Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como "Coral", es la última sinfonía completa del compositor alemán Ludwig van Beethoven.. La obra marcó una evolución importante en la música del siglo XIX. En el final, Beethoven le puso música a la An die Freude (Oda a la alegría), del poeta alemán Friedrich von Schiller, y fue la primera vez que se incluyó la voz humana en una obra sinfónica. La sinfonía se estrenó en Viena el 7 de mayo de 1824. Desde entonces, su influencia se ha extendido mucho más allá del ámbito musical. La obra ha inspirado a poetas, escritores y artistas visuales, y ha impulsado análisis y debates estéticos y filosóficos. Por sobre todas las cosas, la sinfonía proclama en todo momento su mensaje de alegría y de hermandad mundial a los hombres de bien. Entre los compositores que se vieron influenciados por la obra, se destacan Schubert, Berlioz, Brahms, Wagner, Bruckner, Mahler, entre muchos otros. Esta partitura autografiada de la Novena de Beethoven se conserva, casi en su totalidad, en el Departamento de Música de la Biblioteca Estatal de Berlín - Fundación Patrimonio Cultural Prusiano. Algunas hojas de la partitura que fueron eliminadas en el siglo XIX se conservan en la Beethoven-Haus, en Bonn, y en la Biblioteca Nacional de Francia, en París. En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO.

La Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como “Coral“, es la última sinfonía completa del compositor alemán Ludwig van Beethoven. La obra marcó una evolución importante en la música del siglo XIX. En el final, Beethoven le puso música a la An die Freude (Oda a la alegría), del poeta alemán Friedrich von Schiller, y fue la primera vez que se incluyó la voz humana en una obra sinfónica. La sinfonía se estrenó en Viena el 7 de mayo de 1824. Desde entonces, su influencia se ha extendido mucho más allá del ámbito musical. La obra ha inspirado a poetas, escritores y artistas visuales, y ha impulsado análisis y debates estéticos y filosóficos. Por sobre todas las cosas, la sinfonía proclama en todo momento su mensaje de alegría y de hermandad mundial a los hombres de bien. Entre los compositores que se vieron influenciados por la obra, se destacan Schubert, Berlioz, Brahms, Wagner, Bruckner, Mahler, entre muchos otros. Esta partitura autografiada de la Novena de Beethoven se conserva, casi en su totalidad, en el Departamento de Música de la Biblioteca Estatal de Berlín – Fundación Patrimonio Cultural Prusiano. Algunas hojas de la partitura que fueron eliminadas en el siglo XIX se conservan en la Beethoven-Haus, en Bonn, y en la Biblioteca Nacional de Francia, en París. En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO.  Su último movimiento es un final coral sorprendentemente inusual en su época que se ha convertido en símbolo de la libertad. Precisamente, una adaptación de la sinfonía, realizada por Herbert von Karajan es, desde 1972, el himno de la Unión Europea (UE).

Las aportaciones musicales de Beethoven son múltiples. En primer lugar, aumenta de modo considerable las dimensiones de sus obras, tanto en su duración como en su volumen sonoro: el último movimiento de su novena sinfonía es tan largo como algunas sinfonías completas de Mozart o de Haydn y, además de una orquesta grande, requiere un coro y cantantes solistas. En su única ópera, Fidelio, la importancia de los pasajes instrumentales refuerza el efecto dramático. Sus piezas para el piano no vacilan en explorar los extremos del sonido en toda la tesitura y en todas las intensidades. Del mismo modo, el cuarteto de cuerdas se beneficia a través de él con una homogeneidad de escritura que lo transforma en un único y poderoso instrumento polifónico. Por fin, y sobre todo, sus armonías y sus desarrollos melódicos llegan a límites no sospechados antes de él. El bitematismo y el procedimiento de la variación son utilizados con objetivos dramáticos; cada tema y cada una de sus transformaciones llevan en sí mismos una individualización y un destino propios.

Ludwig van Beethoven
… sólo la compleja época , sino también una etapa inconclusa de la historia de la cultura. Beethoven escribió instrumental, vocal y escénica, con notable predominio de la primera. Entre sus obras más …
La fiebre romántica
… y elevación, pero no pueden emplearse para formular principios de estética, como los de Goethe. Beethoven se parece más a Miguel Ángel; estaba demasiado ocupado en producir su obra para entretenerse …
Música romántica
autógrafa de la para op. 58 de . Movimiento musical surgido como reacción contra los postulados estéticos del y el de la tardía. Introducción El rompió las reglas del “juego” clásico de …
Música clásica
. . Denominación que recibe la música compuesta dentro del periodo clásico (desde Bach hasta Beethoven), pero por extensión se aplica también a la que corresponde a las tendencias estilísticas y …

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*